HABILIDADES

PASIVA: MURMULLO

El arma de Jhin, Murmullo, tiene capacidad para cuatro balas, de las cuales la última siempre genera un golpe crítico y aplica daño adicional que se basa en la cantidad de vida restante de su objetivo. Después de disparar cuatro veces, Jhin se toma un momento para recargar.

Los impactos críticos de Jhin infligen menos daño de lo normal, y su velocidad de ataque no escala directamente con los bonos de velocidad de ataque. En su lugar, Jhin obtiene daño de ataque basado en la velocidad de ataque y probabilidad de golpe crítico que obtenga a través de objetos y runas, mientras sus golpes críticos le otorgan mayor velocidad de movimiento basado en su velocidad de ataque.

ENCARRILAMIENTO

Jhin es un tirador diferente. Mientras la mayoría busca eliminar a sus oponentes con una ráfaga continua de ataques, Jhin es fastidioso hasta el extremo y prospera cuando elige cuidadosamente su oportunidad de atacar. Durante la fase de carril, lo mejor es ahorrar sus valiosas balas para dar últimos golpes, llevar cuenta de sus municiones y buscar el momento ideal para ocupar su cuarta bala (la más letal de todas) sobre su oponente. El alcance del ataque básico de Jhin es bastante promedio, convirtiéndolo en blanco fácil para el hostigamiento del oponente. Allí es cuando el Virtuoso puede ocupar su Granada Bailarina, utilizando el cartucho que rebota para asegurar sus remates, e incluso aplicar un hostigamiento efectivo si sus enemigos permanecen demasiado cerca de sus oleadas de súbditos.
Aun así, la baja velocidad de ataque de Jhin con frecuencia lo obligará a recibir presión debajo de su torreta, y a disparar sus tiros para dar golpes finales, en lugar de hostigar al oponente. Pero aquí está la cuestión: si Jhin lo planea de forma correcta, puede colocar algunas trampas con Audiencia Cautiva y retroceder. Así, estará en la posición perfecta para pedir ayuda a su jungla y ahogar las esperanzas de sus desafortunados oponentes. Cuando comienza la emboscada, Jhin y sus aliados inician el ataque e intentan acorralar a sus objetivos en dirección de las trampas colocadas. Una vez activadas, Jhin continúa de inmediato con Brote Mortal, infligiendo daño e inmovilizándolo a su objetivo dentro de la zona de ralentización de la trampa, mientras la cuenta regresiva llega a cero. La explosión, que atrapa a los enemigos en su interior, los debilita aún más, preparando el escenario para la cuarta y última bala de Jhin. De una u otra manera, una bellísima muerte será su destino.

Las trampas también constituyen la cubierta defensiva perfecta para Jhin cuando decide ponerse agresivo y apuntar a sus enemigos con su histriónica mira. Aunque estas oportunidades son raras, un golpe crítico fortuito contra un enemigo debilitado no solo le otorga a Jhin la posibilidad de asesinarlo, sino que además le permite perseguirlo en caso de que intente huir. Aquí es donde Jhin sobresale: aprovecha las marcas de su enemigo con Brote Mortal para inmovilizarlo, mientras lo ataca con ataques básicos. Extenderse demasiado suele atraer a los jungleros enemigos, por supuesto, pero si Jhin consigue disparar su cuarta y última bala, el golpe crítico garantizado (y también el aumento en la velocidad consiguiente) lo ayudará emprender la retirada mientras sus posibles asesinos tropiezan con las trampas del Virtuoso.

Un golpe crítico fortuito contra un enemigo debilitado no solo le otorga a Jhin la posibilidad de asesinar a su objetivo, sino que además le permite perseguirlo.

ESCARAMUZAS

Con un poco de preparación, Jhin tiene un excelente control de objetivos, en parte gracias a sus trampas. Al colocar trampas de Audiencia Cautiva en la ruta más directa del equipo enemigo hacia dragón, Jhin ofrece a su equipo un aviso ante cualquier llegada inminente y puede inmovilizar temporalmente a los jungleros enemigos marcados con Brote Mortal. Aunque continúen su avance, Jhin puede lanzar su Granada Bailarina para aplicar daño a los enemigos agrupados antes de rematar a sus objetivos con ataques básicos. No es muy bueno para asegurar objetivos por su cuenta debido a su baja velocidad de ataque, pero es de gran ayuda para que su equipo los asegure, sobre todo si planifica y se prepara para combatir en las áreas circundantes.
Finalmente, tenemos la habilidad definitiva de Jhin. Llamado a Escena proporciona a Jhin y a su equipo una enorme ventaja sobre los objetivos cuando el Virtuoso es capaz de preparar su zona de francotirador. La habilidad tiene un enorme alcance, pero solo dentro de un ángulo determinado, lo cual obliga a Jhin a elegir cuidadosamente la posición ideal: escondido tras la espesa hierba. Si se queda muy cerca, será un blanco fácil para los asesinos enemigos; si se aleja demasiado, no tendrá mucho impacto en la pelea tras lanzar su definitiva; si se ubica en un lugar pésimo, arriesgará perder de vista la batalla mientras cambia su posición. Si se posiciona en el lugar correcto, Jhin desatará el caos desde lejos antes de acercarse para terminar la pelea.

Jhin es de gran ayuda para su equipo a la hora de asegurar objetivos, sobre todo si planifica y se prepara para combatir en las áreas circundantes

PELEAS EN EQUIPO

Jhin posee dos estrategias viables al pelear en equipo: aparecer al comienzo de la batalla, o al final. Si decide permanecer junto a su equipo, asume una posición tradicional en la retaguardia, colocando trampas para proteger a sus compañeros más débiles, mientras apunta con Brote Mortal a los objetivos marcados. Granada Bailarina contribuye a la masacre, y cuando el equipo enemigo comienza a huir, Jhin estará posicionado de forma perfecta para ensamblar Murmullo por completo y eliminar a los enemigos restantes con Llamado a Escena.

Alternativamente, Jhin puede decidir preparar el escenario anticipadamente, disparando su definitiva desde el principio. Esto lo convierte en un personaje inusual dentro de las peleas de equipo, porque permanecerá oculto, al menos al comienzo. Y mientras los equipos enemigos se entusiasman con lo que parece ser una la batalla ventajosa, rápidamente se dan cuenta que la ausencia del Virtuoso es deliberada. Puede que no perciban la presencia de Jhin, pero sí sentirán sus balas. Llamado a Escena inflige menos daño a enemigos con mucha vida, pero la ralentización de la habilidad evitará que la vanguardia enemiga llegue a su destino. También impedirá que los enemigos vulnerables se alejen de los aliados de Jhin que infligen daño. Aún más importante, Llamado a Escena descontrolará a los enemigos de Jhin, obligándolos a esconderse detrás de sus tanques o huir para resguardarse. Incluso tras haber utilizado su definitiva, Jhin puede contribuir a las peleas inmovilizando a los objetivos marcados con Brote Mortal, para que sus aliados puedan finalizar la batalla y avanzar hacia la victoria.