Estas aquí

Siguenos en Facebook

¡Que comience la cacería!

¡Que comience la cacería!

Día 21

Seguimos el rastro de la criatura hasta el anochecer y levantamos el campamento para pasar la noche. Los demás cazadores están agotados y a los heridos les cuesta trabajo mantener el paso, pero debemos continuar. Tanta muerte, tanta agonía… no puede haber sido en vano. Tenemos que vencerle.

Día 35

La bestia asestó durante la noche. Es ágil, cual corriente de río, pero su piel es impenetrable como el hierro. Nuestras lanzas se convirtieron en mil astillas y nuestros escudos se agrietaron. Yo fui el único sobreviviente. Quemé los restos y continué tras el rastro de la bestia. No cabe duda: la asesinaré o moriré entre sus afilados colmillos.

Día 43

Los tres cazadores llegaron al alba y usurparon mi destino. Atacaron a la bestia con armas y armaduras construidas con los restos de monstruos míticos. Sus golpes, una estruendosa tempestad de navajas giratorias y mazos puntiagudos. He ahí, la bestia invencible, masacrada por tres. La misma criatura que habría aniquilado a mis hombres, mis hermanos, vencida en un abrir y cerrar de ojos. La exterminaron y se marcharon casi al instante… pero el fuego de sus ojos anunciaba el inicio de una nueva cacería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver todo de la categoria Noticias